El Matrimonio en Corea. Cap.1

Los coreanos se casan menos y más tarde que en el pasado. Esto provoca profundas implicaciones para la mujer, la familia tradicional y la política.

La familia es el centro de la ética Confuciana, ella ostenta los principios morales básicos de la sociedad. La influencia del Confucianismo en Asia sigue siendo notable, no solamente en Corea sino en China, Singapur, Taiwán, Japón, Vietnam… Pero en Asia han prevalecido diversos tipos de familia: en el sur de Asia, es tradicional que se acuerden los matrimonios entre las familias. En el este de Asia, las familias siguen siendo patrilineales y se centran en familias nucleares, pero se están abandonando las prácticas de los matrimonios concertados. En el sudeste de Asia, las mujeres suelen tener más autonomía.

En el sur de Asia y en la China, el matrimonio sigue siendo algo “universal”, el 98% de los hombres y mujeres lo hacen. En Occidente, 25% de las personas entre 30-39 años cohabitan o no se han casado nunca. En Asia sigue siendo difícil tener hijos si no es dentro del matrimonio, culturalmente sigue mal visto. En Japón, sólo un 2% de los nacimientos fueron de parejas no casadas, mientras que en Suecia es del 55% y en Islandia del 66%.

novios coreanos

Culturalmente, las mujeres asiáticas son más propensas a pensar que la felicidad de una mujer reside en el matrimonio o pasa por el matrimonio. Son más propensas a decir que las mujeres deben dejar su empleo cuando se casan y tienen hijos.

La modernización provoca cambios en el papel de la mujer y en la familia tradicional. En Corea del Sur, la gente tiende a casarse más tarde. La edad media para casarse es de 29 para las mujeres y de 31 en hombres. En los últimos 30 años, la edad media ha aumentado en 5 años, lo cual es mucho. Pero cada vez hay más mujeres que no quieren casarse, no han estado casadas y no han cohabitado nunca. En Suecia, las mujeres mayores de 30 que están solteras son el 41% (mayor que en Asia), pero siguen teniendo hijos aunque no se casen. Además, los índices de divorcio no paran de crecer, en Corea del Sur es del 0,35% comparado con 0,34% de Inglaterra, el 0,31% de Francia o el 0,28% de Alemania.

La educación también es un factor determinante que afecta directamente al rol de la mujer en la sociedad y en la familia. Tradicionalmente, la función del matrimonio era la de procrear, pero los cambios sociales están afectando al número de hijos por mujer, pasando de 5,3 en 1960 al 1,6 de ahora. Las mujeres casadas también retrasan el momento de tener hijos. La mayor educación y el acceso al trabajo remunerado de las mujeres les confiere mayor independencia (económica) respecto de los hombres. En Corea, la mitad de los masters son cursados por las mujeres.

La educación cambia las expectativas de las mujeres, y a mayor nivel educativo, menor la probabilidad de casarse. Un comportamiento opuesto al de América y Europa, donde el matrimonio es más común entre las personas con carreras universitarias que sin.

boda coreana2

Existe una constante en todas las culturas, y es que las mujeres suelen casarse con hombres de clase social o formación superior a ellas. La mayor educación de las mujeres implica que hay menos potenciales parejas disponibles. El casarse “hacia arriba” era una estrategia necesaria para las mujeres de antaño, pero ahora las mujeres no son tan dependientes a la vez que muchos hombres se sienten intimidados por mujeres con mejor formación que ellos o que simplemente ganan más. En Corea del Sur, el 59,2% de las mujeres de entre 20-29 años trabajan, frente al 58,5% de los hombres de la misma edad.

La mayor educación de las mujeres les da mayores expectativas, lo que reduce el número de potenciales parejas a la vez que intimida a muchos hombres. El acceso al empleo remunerado, les confiere más opciones y las hace más independientes de los hombres y del matrimonio como fuente de seguridad y estatus. Ello provoca que hayan dos grupos con menores probabilidades de casarse: mujeres con niveles altos de educación e ingresos, y hombres con niveles bajos en educación e ingresos. Las mujeres coreanas no quieren casarse con campesinos rurales, por ejemplo.

Pero a pesar de estos cambios socio-económicos, prevalecen valores culturales asociados al Confucianismo que relegan el estatus de la mujer a un segundo plano, y se espera que las mujeres abandonen sus carreras profesionales para cuidar de los hijos. Esta situación hace que sea difícil conciliar matrimonio y trabajo, lo que explica la menor tasa de casamientos entre las mujeres de mayor formación y renta.

kosians

Este fenómeno está provocando otros cambios demográficos. Las reticencias de las mujeres coreanas a casarse por un lado, y el interés de los hombres (sobre todo del campo) por hacerlo, están provocando el aumento de los matrimonios concertados con mujeres de otras partes de Asia. Este tipo de matrimonios internacionales o “kosians” (korean-asians) representaron en 2005 una séptima parte de los matrimonios, pero en la provincia del Sur de Jeolla representó el 44% en 2009.

El Matrimonio en Corea, cap.2

El Matrimonio en Corea, cap.3

One thought on “El Matrimonio en Corea. Cap.1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s