El tabú de la adopción en las series coreanas

La adopción sigue siendo un tema tabú en Corea. La cultura coreana da mucha importancia al linaje de sangre, como si existiera algo mágico y especial en la “sangre familiar” que se transmite de padres a hijos. Es una concepción cultural similar al que define la nacionalidad en Alemania, donde para ser alemán hay que nacer alemán, una forma de entender la nacionalidad distinta de la francesa, en la que uno puede ser francés si comparte sus valores y creencias independientemente de dónde haya nacido.

Esta obsesión por la “sangre” viene de la cultura “yangban” o señores que dominó Corea durante el período Choseon (Joseon) en el que se distinguía a señores (yangban) de los plebeyos y sirvientes; no existía movilidad de clase, la distinción social se adquiría por nacimiento, los señores siempre serían señores y los plebeyos nunca podrían ser señores. El reino de Choseon duró hasta 1911, cuando Corea fue invadida por los japoneses y depusieron a la reina. Desde entonces, la influencia japonesa en la cultura coreana ha sido notable. De esa época proviene esa “manía” que tienen, sobre todo las coreanas, de preguntar a la gente por su grupo sanguíneo y relacionarlo con un tipo de personalidad determinada. Suelen decir “es un tipo A” para resaltar que es una persona que se enoja con facilidad y que es muy sensible a la crítica.

En Corea, tradicionalmente se han abandonado muchos bebés. Las razones suelen ser por motivos económicos, por nacimientos fuera del matrimonio, por abusos sexuales o porque la madre es menor. Es un tema que la familia mantiene en secreto porque se percibe como una vergüenza. Pero los coreanos no suelen adoptar bebés, y si lo hacen, son casos excepcionales por falta de un varón que continúe el apellido familiar, y además se intenta mantener en secreto. Al menos, no es un tema del que se hable de forma abierta. Por este hecho, miles de bebés coreanos han sido y siguen siendo adoptados por matrimonios en EEUU o el norte de Europa como Suecia o Alemania.

Actualmente, los abandonos de bebés están incrementándose. Sobre todo son parejas jóvenes, menores de edad, que “no han tomado precauciones” y que no tienen el respaldo de sus padres para hacerse cargo del bebé. Los motivos económicos suelen ser los más importantes, pero también, el hecho de que son jóvenes y no quieren responsabilizarse de sus actos e hipotecar su vida.

babybox1

El fenómeno de los abandonos de bebés está alcanzando tal envergadura, que un pastor coreano ha creado el “BabyBox”, una caja con alarma en el que las madres pueden abandonar al bebé de forma segura. Es como un buzón grande, que cuando se introduce un bebé, suena la alarma y el pastor puede ir a recoger al bebé antes de que pase hambre o frío. El triste éxito del Babybox le mantiene en vilo toda la noche, dice que desde que salió en la televisión los abandonos han aumentado.

babybox3

Los detractores del Babybox argumentan que esta medida piadosa, lo que hace es favorecer los abandonos, al hacerlos más fáciles y cómodos. Ahora todo el mundo sabe dónde abandonar a su bebé. En Journeyman Pictures han realizado un reportaje sobre el Baby box.

Lo que está claro es que hace falta concienciar a los coreanos de usar medidas anticonceptivas, así como sensibilizarlos en el tema de la adopción. Varias celebridades han adoptado bebés no porque no pudieran tenerlos, sino para intentar romper prejuicios. La televisión también es un componente importante de socialización, no en vano, últimamente se ven muchas series de televisión, sobre todo de la cadena pública KBS, en el que el protagonista o la protagonista resulta ser una persona adoptada. Lo que quieren mostrar es que son personas normales como los no adoptados, y que no tienen nada que temer, a que una vez criados les abandonen (con la consiguiente pérdida de la inversión) o que crezcan como individuos problemáticos como probablemente fueron sus padres biológicos, y demás prejuicios por el estilo.

serie1

You are the best, Yi Sun-shin

Protagonizada por IU, quien interpreta a una adoptada. Su madre biológica es una actriz famosa, con un carácter perverso. A diferencia de su madre, la hija tiene un corazón de oro, pero eso sí, ha heredado su talento…

serie2

Sweet Springs

Los cuatro personajes principales son adoptados. La protagonista muestra un entorno familiar en el que se acepta de forma natural la adopción de una de sus hijas, no tiene complejos. Su rival en amores también es adoptada, pero a ella la han enseñado a ocultar sus orígenes. El caso es que la protagonista, la que no tiene complejos, resulta ser la hija biológica de la madre de su rival. ¡Qué cosas!

serie3

Cheer up Mr. Kim

El protagonista Mr. Kim es un bebé abandonado por sus padres, que de adulto se hace cargo de niños que han sido abandonados por sus respectivos padres. Una historia de una familia desestructurada sin vínculos sanguíneos pero que sin embargo construyen relaciones afectivas más profundas que las de una familia convencional. Una nueva definición de familia.

Anuncios