The Face Reader

face reader 1

 

The Face Reader (Gwansang) es el favorito para convertirse en la película más taquillera de este año. Desde su estreno el 11 de septiembre lo han visto más de 8,7 millones de espectadores, habiendo recaudado hasta la fecha 63.361 millones de wones.

“Gwansang”, en coreano, es la ciencia esotérica que predice el futuro de una persona a través de la lectura de su rostro. Es algo distinto a la fisionomía, la cual sólo infiere el carácter y la personalidad del individuo, en el “gwansang” se adivina el pasado, presente y futuro de las personas. Según esta pseudociencia, gran parte de la vida está predeterminada al nacer y ésta está escrita en el rostro, así que leyendo el rostro podemos llegar a conocer nuestro futuro. En Corea, todo lo esotérico tiene una gran acogida por parte del público general, son pocos los que sienten aversión a ella. En otras palabras, son muy aficionados a consultar su futuro y a creer en ellas.

face reader 2

 

Según los cirujanos plásticos coreanos, un gran número de pacientes se operan la cara siguiendo los consejos de estos adivinos que leen la cara. Según ellos, las caras de la gente rica y afortunada muestran unas determinadas características faciales (tamaños y formas de la nariz, ojos, labios, etc) por lo que recomiendan a la gente que acuden a sus consultas, que se operen la nariz, los ojos o lo que haga falta si quieren tener éxito en los negocios, conseguir un trabajo mejor o encontrar al amor de su vida y casarse. Según estos expertos adivinos, la fortuna puede cambiar con el bisturí, y no son pocos los cirujanos que secundan esta opinión. Obviamente, sus opiniones están sesgadas por un interés económico evidente, pero lo que dicen es que si una persona mejora su aspecto, la gente la tratará mejor. La realidad es que tendemos a juzgar a las personas por su aspecto físico, y pueden darse casos en los que se favorezca a la gente más guapa y atractiva en detrimento de los menos agraciados.

El éxito de la película “Gwansang” es una prueba más de la curiosidad que sienten los coreanos por las ciencias esotéricas y concretamente por la lectura de la cara. Las coreanas son desde hace años las que más operaciones estéticas se realizan del mundo, y de todas las operaciones, lo que más se retocan es la cara. Esta obsesión coreana por el rostro y su transformación se ha analizado en otras películas coreanas desde ópticas diferentes Face (2004, terror) y  Time (2006, del realizador Kim ki Duk).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s